Alitas de pollo al horno

Si os gusta el pollo asado, seguro que os van a encantar estas alitas de pollo al horno bien condimentadas que están para chuparse los dedos.

Os confieso que no soy muy fan de las carnes con hueso porque nunca me ha gusto eso de “roer” el hueso para sacar toda la carne y dejarlo limpio. Pero es que estas alitas de pollo al horno están muy sabrosas y, si están bien hechas, se deshacen con solo morderlas.

Estando de vacaciones este verano en casa de mis padres, vi estas alitas de pollo al horno en el programa “Cómetelo” y las preparé nada más que volví a casa. Una auténtica delicia y sin apenas esfuerzo, creo que se van a convertir en un fijo en casa :)

¿Os animáis a prepararlas?

Ingredientes:

  • 12 alitas de pollo
  • Patatas

Para macerar

  • 10 cucharadas de salsa de soja
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • El zumo de 2 limones
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera
  • 1 cucharadita de curry
  • Tomillo y romero fresco
  • 2 cucharadas de azúcar (opcional)

Para la salsa

  • Jugo del horneado
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de mostaza
  • ½ vaso de tomate frito

Preparación:

Empezaremos macerando las alitas de pollo durante el día anterior ya que necesitaremos, mínimo, 12 horas. Para ello necesitaremos un bol amplio o un recipiente hermético donde quepan todas las alitas.

En ese recipiente echamos la soja, el aceite y el zumo de los limones y batimos hasta que los líquidos estén totalmente integrados. A continuación, añadimos las especias y el azúcar y volvemos a remover hasta que estén disueltas. Por último, agregamos las especias.

Metemos las alitas de pollo en el recipiente y removemos para que todas se impregnen bien del macerado. Tapamos (con film o tapa, en caso de ser hermético) y guardamos en la nevera hasta el día siguiente (recordad que mínimo son 12 horas de maceración). Cada par de horas, si podéis, os recomiendo que volváis a remover las alitas porque la cantidad de líquido no será suficiente para cubrirlas todas y así conseguimos que se maceren lo más uniformemente posible.

Una vez tengamos nuestras alitas maceradas, ya solo nos queda hornearlas :)

Vamos a poner las alitas sobre una cama de patatas, por lo que os recomiendo que las cozáis u horneéis antes para que luego no se queden duran. Yo las he puesto unos 12 minutos en el microondas, pero podéis hacerlo como más os guste.

Dicho esto, en una fuente apta para horno bien grande, ponemos una base de patatas cortadas en rodajas. Sobre ella, colocamos las alitas intentando que no se monten unas sobre otras para que se horneen uniformemente. Por último, vertemos el macerado sobre la fuente.

Metemos las alitas de pollo al horno precalentado a 210ºC durante unos 30-40 minutos, hasta que estén doradas. Al final podéis darles un toque de gratinado para que queden aún más crujientes.

Con el jugo que nos quedará en el fondo de la bandeja tras el horneado, vamos a hacer una salsa para acompañar y mojar nuestras alitas de pollo al horno. Simplemente añadimos los ingredientes que os he indicado arriba y batimos hasta tener una salsa totalmente integrada.

Servimos las alitas de pollo al horno junto con las patatas (que habrán cogido todo el sabor del jugo) y acompañamos de la salsa, aquí se aprovecha todo :)

¡Que las disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de estas alitas de pollo al horno, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>