Brócoli gratinado con bechamel de calabacín

Sí, habéis leído bien, con el calor que hace os voy a hacer poner el horno jajaja Pero no os preocupéis porque serán solo unos minutos y merece la pena preparar este brócoli gratinado con bechamel de calabacín.

Y aunque vayamos a poner el horno para darle el toque final a esta receta, el resto de la preparación apenas requerirá esfuerzo, ni pasar mucho calor delante de los fogones :) Siempre me gusta dar distintas ideas para preparar el brócoli y convencer a los más reticentes de que está bueno si se prepara bien acompañado. Espero que, con este brócoli gratinado con bechamel de calabacín, esta verdura gane unos cuantos amigos.

Además, es una receta super versátil, yo os voy a contar qué ingredientes le pongo, pero es totalmente adaptable y podéis poner aquellos que más os gusten :) Incluso podéis cambiar la bechamel de calabacín y utilizar bechamel tradicional si así lo preferís.

Ingredientes:

Preparación:

Como podéis ver, no os he puesto nada de cantidades porque no creo que sean necesarias para preparar este brócoli gratinado con bechamel de calabacín. Podéis añadirlas según vuestro gusto :)

Empezaremos preparando la bechamel de calabacín porque será lo único que tenga algo de elaboración. Para ello, lo mejor es que os paséis por la receta que ya publiqué, que ahí está explicado con más detalle.

Sobre la salsa de tomate, podéis hacerla casera o directamente usarla de bote, lo que os apetezca a la hora de preparar la receta :) En mi caso utilicé un bote de tomate triturado y simplemente lo freí en la sartén.

En una olla ponemos abundante agua a hervir. Cortamos el brócoli en “arbolitos”, lo echamos en la olla y lo cocemos unos 3-4 minutos. Al escurrirlo, lo pondremos debajo del grifo con agua fría para cortar la cocción porque queremos que esté cocinado pero entero, que no se quede blando ni se deshaga.

En una fuente amplia apta para horno, vertemos una capa de salsa de tomate en el fondo y distribuimos el brócoli. Añadimos la pechuga de pavo y el queso de cabra triturado, repartiéndolo por todos lados. Vertemos otra capa de salsa de tomate y cubrimos con la bechamel de calabacín. Por último, rallamos queso parmesano hasta cubrir toda la superficie (sed generosos, nunca hay queso de sobra jajaja)

Metemos la fuente al horno y gratinamos el tiempo necesario para que se dore por encima.

Y ya tenemos nuestro brócoli gratinado con bechamel de calabacín listo para comer. Cuidado de no quemaros cuando esté recién salido del horno :)

¡Que lo disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de esta brócoli gratinado con bechamel de calabacín, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>