Crackers de queso

Soy muy de cenar un picoteo rápido los días que no me apetece preparar la cena. En un momento empiezo a sacar jamón, queso, hummus, guacamole, etc. acompañándolo con unos picos o unas regañás y, al final, acabo montando un festín del picoteo, hartándome de cenar. Pues, para esos días, vienen perfectos estos crackers de queso.

¿Crackers? ¿Qué es eso? Mucha terminología inglesa pero si os digo unas galletas saladas (las típicas con forma de pez que vienen en un bote de plástico) o unas galletas Tuc, os haréis mejor a la idea. Pues bien, para hacer un picoteo más saludable, vamos a hacer nuestros propios crackers de queso.

PRECAUCIÓN: son adictivas, mucho, muchísimo. Yo me tengo que controlar cada vez que las hago porque si no me convierto en un auténtico monstruo de las galletas :P

Ingredientes (45-50 unidades):

  • 170 g de mezclas de queso rallado
  • 90 g de harina
  • 65 g de mantequilla/margarina (a temperatura ambiente)
  • 1 cucharada de semillas de amapola
  • Sal

Preparación:

Antes de nada indicaros que para estos crackers de queso he usado una mezcla que parmesano (100 g) y edam (queso de bola, 70 g), pero podéis usar las variedades que más os gusten. Yo os recomiendo que, al menos, uséis uno con un sabor fuerte para que así queden mejor las galletas.

En un bol amplio, ponemos todos los ingredientes (excepto la sal ya que con el parmesano no le hará falta) y mezclamos hasta obtener una masa homogénea. La forma de mezclar…pues dependiendo de los instrumentos con los que contéis en vuestra cocina. Si tenéis un robot o una batidora de varillas os resultará mucho más fácil y, sino, simplemente mezclamos todo con las manos.

Ponemos la masa sobre la encimera y la extendemos hasta que tenga un grosor de unos 3 mm aproximadamente. Veréis que es una masa no del todo compacta y que tiende a quebrarse por los bordes según vamos extendiendo. Para evitar que se rompa demasiado, os recomiendo que coloquéis la masa entre 2 hojas de papel vegetal para facilitar el estirado y, además, podéis dividirla en 2 o 3 trozos y trabajar con más comodidad con cada porción.

Una vez que tengamos la masa extendida, cortamos con un cuchillo una cuadrícula. Colocamos los crackers de queso sobre un papel vegetal (podemos reutilizar los que hemos usado para extender la masa) con algo de separación entre ellos y espolvoreando una pizca de sal sobre cada uno de ellos.

Metemos al horno precalentado a 180ºC durante unos 10-15 minutos. Como siempre, el tiempo dependerá de cada horno y será mejor que los vayamos vigilando para que no se nos doren demasiado. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Ya solo nos queda intentar no comernos estos crackers de queso de una sentada.

¡Que los disfrutéis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>