Crujiente de patata con sobrasada

Seguimos dándole buen uso a la sobrasada mallorquina casera que tenemos en casa y preparamos un acompañante perfecto: crujiente de patata con sobrasada.

Hace unas semanas hacíamos unas pechugas de pollo rellenas de sobrasada para darle protagonismo a este embutido casero que nos habían traído de Mallorca. Así que como todavía nos quedaba un poco en casa, no nos hemos podido resistir a volver a enseñaros otra receta con este producto.

Este crujiente de patatas con sobrasada es un acompañamiento perfecto para cualquier receta. Es muy rápido de hacer y el contraste entre el potente sabor de la sobrasada y la mezcla de olores de las hierbas aromáticas, os dejará encantados. Además, como ya sabéis que no me gustan mucho las frituras, con las patatas horneadas reducimos la cantidad de grasas del plato. sí, vale, tiene sobrasada y me vais a decir que no es nada “light” pero, de esta manera, intentamos al menos que sea menos calórico :)

Ingredientes (3-4 personas):

  • 400 g de patata
  • 80 g de sobrasada
  • 100 g de queso para fundir
  • Romero fresco
  • Hierbas provenzales
  • Un poquito de pan rallado (opcional)

Preparación:

Lavamos bien las patatas para quitarte toda la arena que traigan, ya que las comeremos sin pelar. Las cortamos en rodajas muy finitas (si tenéis una mandolina por casa, no os costará ningún trabajo, pero con un cuchillo se pueden cortar igual de delgadas).

Cogemos una fuente apta para horno y la impregnamos con un poco de aceite de oliva virgen extra. Colocamos las patatas formando una cama en el fondo. Ponemos unos pequeños trozos de sobrasada repartidos sobre la capa de patatas, sin pasarnos de sobrasada porque queremos que la receta tenga bien de sabor pero sin exceso de grasa. También espolvoreamos un poco de hierbas provenzales y un poco de romero (si es fresco muchísimo mejor, el mío es de una maceta que tengo en casa).

Repetimos la operación capa tras capa de patatas, sobrasada e hierbas aromáticas hasta acabar con los ingredientes. Dependiendo del tamaño del molde podremos obtener 2 o 3 capas.

Como última capa espolvorearemos un queso que funda bien (mozzarella, parmesano, gouda, etc.)  y, opcionalmente, un poco de pan rallado para darle un toque crujiente a la capa superior.

Metemos al horno precalentado a 180ºC durante unos 30 minutos aproximadamente. Como siempre, el tiempo puede variar dependiendo de cada horno y del grosor del corte de las patatas. Lo ideal será cuando las patatas estén blandas y empiece a dorarse la capa superior.

Sacamos del horno y acompañamos nuestras recetas con este estupendo crujiente de patata con sobrasada recién hecho.

¡Que lo disfrutéis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>