Ensalada de espinacas y fresas con vinagreta de remolacha y miel

Aprovechando que empieza a hacer calor, vamos con una receta más ligerita y saludable: ensalada de espinacas y fresas con vinagreta de remolacha y miel.

Hace un par de semanas estuvimos comiendo en el restaurante “La tienda de Vélez” de Cádiz y pedimos esta ensalada de entrante. La verdad que de primeras pensé, no me va a gustar mucho pero la verdad es que me sorprendió bastante (aunque alguno salió diciendo que había comido hierbas del campo :P ). Así que he apropiado de la receta y la he reproducido en casa.

He de decir que la ensalada que probé no llevaba fresas y que me ha dado por ponerlas, aprovechando que tenía una caja en casa de fresones de Huelva. Siempre había visto que se usaban para ensaladas pero nunca me había dado por echarlas. Os puedo asegurar que les vienen de perlas.

Ingredientes (2 personas):

  • 150g de espinacas
  • 4-5 fresas
  • Un puñado de kikos (maíz frito)
  • 1 medallón de queso de cabra
  • Remolacha
  • Miel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre o limón
  • Sal

Preparación:

Lavamos las hojas de espinacas y las escurrimos bien para dejarlas lo más secas posible. Yo compro una bolsa de espinacas pero si las podéis comprar frescas notareis la diferencia ;) Lavamos también las fresas con abundante agua y las cortamos en rodajas finitas.

Por otro lado vamos a preparar la vinagreta de remolacha y miel que será lo que le dará el toque especial a nuestra ensalada. Yo compro remolacha en bote de la que viene ya cortada (en rodajas o en tiras) para mayor comodidad. Ponemos unas 5 cucharadas de remolacha en el vaso de la batidora y la trituramos, podéis echar un chorrito de aceite o un pelín de agua para que os sea más fácil. Las cantidades son un poco orientativas, dependerá de cuánta proporción de remolacha queráis en la vinagreta :)

En un bol echamos un par de cucharadas de miel, el zumo de medio limón (no uso vinagre porque no me gusta), unas 4 o 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. Batimos con unas varillas o con un tenedor hasta conseguir que emulsione y quede todo bien ligado e integrado. Agregamos el triturado de remolacha y volvemos a batir para integrarlo todo.

Ya solo nos queda poner el medallón de queso de cabra a la plancha. En una sartén muy caliente y sin aceite, doramos 1 minuto por cada lado y listo. A raíz de esta receta he estado indagando en internet para ver cómo dorarlo sin que se derrita (podéis ver en la foto que ha quedado un poco derretido) y que nos quede un medallón perfectamente entero y doradito como el de los restaurantes. El truco está en meter el medallón, envuelto en film, en el congelador durante, al menos, 1 hora.

Cogemos una ensaladera y preparamos nuestra ensalada poniendo la espinaca, las rodajas de fresas, los kikos enteros o machacados y coronamos con el medallón de queso de cabra templado recién salido de la sartén. Por último, vertemos por encima la vinagreta de remolacha y miel.

A la mesa y a disfrutar de nuestra ensalada de espinacas y fresas con vinagreta de remolacha y miel :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>