Galletas de zanahoria

Hoy vamos a preparar unas galletas de zanahoria que se hacen en un momento, sin apenas esfuerzo, pero que están increíblemente buenas.

Desde el principio del confinamiento, Chantal, de “Mama Chicha”, ha estado enseñando por Instagram a hacer varias recetas y las primeras fueron unas galletas de mantequilla con chips de chocolate. Tiene el obrador debajo de casa de mis padres y conocí sus tartas gracias a mi hermano. Os puedo asegurar que son increíbles y ya no solo de sabor sino también estéticamente. Así que, obviamente, me apunté la receta porque me parecieron muy sencillas y viniendo de ella seguro que estaban riquísimas. Eso sí, he tardado 3 semanas en hacerlas y las he modificado ligeramente para hacer unas galletas de zanahoria.

Ya sabréis que no soy muy dulcero, pero, de vez en cuando, me entra el antojo de algo dulce (más ahora con el confinamiento). Pues bien, en vez de comprar galletas en el súper, prefiero hacerlas caseras porque, aunque siguen llevando azúcar, podemos controlar los ingredientes que echamos y las cantidades :) Siempre serán más sanas que las comerciales.

Y lo mejor de estas galletas es que se preparan en 5 minutos, mezclar, formar y hornear. El resultado son unas galletas de zanahoria riquísimas, con una textura apolvoronada que me ha encantado.

Ingredientes (unas 20 galletas aprox.):

  • 150 g de mantequilla
  • 60 g de azúcar
  • 180 g de harina (normal, de todo uso)
  • La punta de un cuchillo de levadura química (tipo Royal)
  • 1 zanahoria rallada
  • ¼ cucharadita de canela
  • 2 cucharadas de leche (opcional)

Preparación:

La mantequilla deberá estar en textura pomada, que podremos conseguirla dejando la mantequilla bastante tiempo fuera de la nevera o poniéndola en intervalos de pocos segundos en el microondas, hasta que tenga la textura que queremos (sin pasarnos y que se derrita) :) Dicho esto, en un bol amplio añadimos la mantequilla y el azúcar. Con unas varillas mezclamos hasta que esté todo bien integrado.

Mezclamos la harina con la levadura y la canela y, tamizándola, la agregamos al bol anterior. Volvemos a mezclar con las varillas (o puede que os resulte más fácil en este punto con una lengüeta de silicona o con las manos) hasta tener una mezcla homogénea.

Añadimos la zanahoria rallada y, de igual manera, volvemos  a mezclar hasta que la zanahoria esté bien integrada en la masa de las galletas.

Ahora viene la parte opcional, si la zanahoria es grande (en mi caso era una zanahoria bien hermosa) no vais a necesitar añadir la leche a la masa porque la zanahoria tiene ya suficiente agua. Si, por el contrario, habéis rallado una zanahoria pequeña, podéis aligerar un poco la masa añadiendo leche.

Una vez que tengamos la masa lista, vamos a pasar a darle forma a nuestras galletas de zanahoria. Con las manos ligeramente mojadas en agua para que no se nos pegue la masa, cogemos porciones de masa y, simplemente, hacemos una bola.

Colocamos las bolas de masa en la bandeja del horno, sobre papel de horno, con cierta distancia entre ellas porque luego se aplanarán un poco.

Metemos al horno precalentado a 180ºC durante unos 20 minutos. Como siempre, el tiempo variará dependiendo de cada horno (en mi caso estuvieron 20 min). Hay que tener en cuenta que no tienen que dorarse por arriba.

Sacamos las galletas de zanahoria y las dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla… si podéis resistir la tentación :)

¡Que las disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de estas galletas de zanahoria, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>