Gratén de hortalizas con queso

Para compensar la receta calórica de la semana pasada, vamos con una un poquito más sana: gratén de hortalizas con queso.

Siempre ando buscando la forma de hacer las verduras y hortalizas de maneras distinta para no cansarme de comerlas de la misma forma. La receta de hoy es muy sencilla de hacer, muy rápida de preparar y, algo importante ya que muchas veces comemos con los ojos, muy muy atractiva a la vista :)

Además, es una receta que admite fácilmente muchas variantes en sus ingredientes, cambiando unas verduras por otras o cambiando el tipo de queso usado.

¡Vamos a ello!

Ingredientes (2-3 personas):

  • 3 tomates
  • 1 calabacín grande
  • Queso para fundir (el que más os guste: cabra, mozzarella…)
  • Queso parmesano rallado
  • Bacón (o pavo/jamón serrano para hacerlo más sano)
  • Hierbas provenzales

Preparación:

Lavamos bien las verduras puesto que las partiremos sin quitarles la piel. En el caso de los tomates, si lo preferís podéis pelarlos, pero se pueden comer tal cual. Partimos las verduras en rodajas no demasiado finas.

Cogemos un molde redondo (de unos 22 cm) apto para horno y lo pintamos con un poco de aceite. Vamos colocando las rodajas de calabacín y tomate alternativamente por toda la parte exterior del molde hasta completar la circunferencia. Si queda hueco en el centro, lo vamos rellenando con otro circulo de hortalizas.

El queso que vamos a usar sería ideal que sea bastante fundente para que se mezcle bien con las verduras, pero podéis usar la variedad que más os guste. Para las fotos, usé una cuña de queso tierno, que no funde demasiado, pero que le da muy buen sabor a la receta. Si os gustan los quesos fuertes, animaos a probarla con un poquito de cabrales, queso azul o gorgonzola.

Cortamos el queso en rodajas del mismo grosor y tamaño que las rodajas de las hortalizas e iremos intercalándolo entre las mismas a intervalos regulares. La cantidad dependerá de vuestro gusto :)

Lo mismo hacemos con las lonchas de bacón: las cortaremos por la mitad, doblamos a su vez estas mitades y lo volvemos a intercalar entre las verduras y el queso.

Para coronar todo, espolvoreamos sobre las verduras unas hierbas provenzales y un poco de queso parmesano rallado.

Ya solo nos queda meter el molde al horno precalentado a 180ºC durante unos 30-40 minutos. Como siempre, el tiempo dependerá un poco de cada horno. Lo ideal es comprobar que todas las verduras están blandas, especialmente el calabacín que es la verdura que más tardará en cocinarse.

Y sobre el horneado os voy a dar un consejo para que os quede mejor. El tomate y el calabacín son dos hortalizas con mucha agua y que, por tanto, van a soltar mucha durante la cocción, así que veréis que el molde se queda con bastante líquido. Os recomiendo que, si podéis, a mitad de horneado le quitéis tanto líquido como podáis para que se queden mejor horneadas las verduras.

Y ya tenemos listo nuestro gratén de hortalizas :) Podéis comerlo tanto de plato principal como de acompañamiento y, lo ideal, es comerlo calentito con el queso todavía bien fundido, aunque os aseguro que de un día para otro está igual de bueno (yo me lo he llevado algún día de tupper al trabajo).

¡Que lo disfrutéis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>