Magdalenas

Una de las meriendas más típicas que hacíamos de pequeños era algo tan sencillo como mojar unas magdalenas en colacao. Hoy os voy a enseñar a hacer magdalenas caseras para que podáis recordar esos momentos de antaño.

Hace varios años empezó el auge del mundo cupcake en España y todas las ciudades se inundaron de pastelerías/cafeterías dedicadas exclusivamente a la venta de los mismos. No voy a negar que estén muy buenos y que haya que ser un verdadero artista para conseguir la decoración que muchos tienen pero donde esté una tradicional magdalena casera que se quiten las de colores :)

La receta es muy sencilla y cuando probéis las magdalenas recién salidas del horno, calentitas y esponjosas, no vais a comprar más en el supermercado. Haremos unas magdalenas básicas pero podéis modificar la receta a vuestro gusto para darle sabor añadiendo limón, naranja, vainilla, chocolate, etc.

Ingredientes (12 unidades aprox):

  • 2 huevos XL
  • 200 gr de harina de repostería
  • 125 gr de azúcar
  • 60 ml de leche
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • ½ medio sobre de levadura (tipo Royal)
  • Moldes de papel rizado para magdalenas (en mi caso nº 8)
  • Flaneras de aluminio (o moldes de silicona)

Preparación:

En un bol echamos las claras separadas de las yemas, ponemos una pizca de sal y batimos con energía para montar las claras a punto de nieve (o lo máximo que podamos). Si tenéis una batidora de varillas, tenéis la mitad del trabajo solucionado pero se puede hacer igualmente con un tenedor o unas varillas manuales aunque habrá que ponerle un poco más de energía al brazo y no cansarnos mucho :) La idea de montar bien las claras es que entre la mayor cantidad de aire posible para que luego suban bien las magdalenas y queden muy esponjosas. Incorporamos las yemas y batimos para mezclarlas bien.

Ahora iremos incorporando el resto de los ingredientes, poco a poco y removiendo constantemente para que se integren todos en la masa. Echaremos el azúcar, la leche, el aceite, la harina y la levadura. Si podéis tamizar la harina al echarla, os facilitará que no se formen grumos. Al igual que antes, si tenéis una batidora de varillas os facilitará el trabajo pero yo en todo momento he usado un tenedor.

Metemos el bol con la masa en el frigorífico durante unos 30 minutos para que se enfríe bien. La funcionalidad de enfriar la masa es que, a la hora de hornear las magdalenas, haya un mayor contraste de temperatura ya que esto ayudará a que suban mejor.

Mientras se enfría la masa, ponemos el horno a precalentar a unos 220ºC y vamos preparando los moldes. Además de los moldes de papel rizado necesitaremos unos moldes algo más rígidos puesto que el papel no aguantará lo suficiente y nuestras magdalenas podrían crecer a lo ancho más que a lo alto. Yo he utilizado unas flaneras desechables de aluminio pero también podéis usar moldes de silicona o unas bandejas de horno especiales para magdalenas que ya vienen con los huecos.

Una vez enfriada, sacamos la masa de la nevera y la batimos un poco para que se quede más líquida ya que al enfriarse habrá espesado. Rellenamos los moldes entre ½ y ¾ de su capacidad y espolvoreamos un poco de azúcar por encima de cada magdalena para que se forme la típica costra dulce que suelen tener.

Bajamos la temperatura del horno a 200ºC y horneamos las magdalenas durante unos 15 minutos aproximadamente. Como siempre os digo, cada horno es un mundo así que el tiempo ideal es cuando veáis que a las magdalenas se les ha formado el copete y empiezan a estar doraditas.

Una vez horneadas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar en el mismo molde, sin sacarlas, para que la masa se asiente bien.

Y solo nos queda prepararnos un colacao calentito y disfrutar mojando nuestras magdalenas caseras.

¡Que las disfrutéis!

2 comentarios en “Magdalenas

  1. Hola! Qué tal? Muy buena pinta las magdalenas, yo he probado a hacer decenas de recetas, y solamente he dado con una que realmente me convence. Se trata de una que va elaborada con leche evaporada y aceite de oliva, suben bastante y quedan con una textura muy suave. Quisiera probar ésta que tú publicas, pero me cabe una duda, dices en el enunciado harina de repostería pero en las ilustraciones pones un paquete de preparado para hacer bizcochos, el cuál ya lleva levadura incorporada y además agregas levadura en polvo. Esto me confunde. Por otro lado dices leche y en las ilustraciones pones leche desnatada. ¿Qué productos estás utilizando realmente? Gracias..

    1. Hola José Luis,

      probaré a hacer magdalenas con leche evaporada y aceite como recomiendas, a ver qué tal salen :)

      Juraría que había cambiando la foto jajaja es verdad que hice la foto con preparado para bizcochos y luego me dí cuenta de que llevaba incorporada levadura. Al final acabé usando harina de trigo normal pero si usas una de repostería sin levadura incorporada, te quedarán mucho más esponjosas.

      Sobre la leche, en los ingredientes nunca especifico qué tipo de leche utilizar porque, en mi caso, en casa prácticamente solo consumo leche desnatada y creo que, excepto en contadas recetas, apenas afecta al resultado final.

      Espero que te salgan bien las magdalenas :) ¡Espero los comentarios del resultado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>