Mousse de foie y queso de cabra

Como todos los años por estas fechas, toca dar ideas para las comidas navideñas :) El aperitivo de este año va a ser mousse de foie y queso de cabra.

Yo os admito que soy un poco Grinch con la Navidad. Será que nunca me ha invadido el espíritu navideño jajaja Pero eso no quita que, como buen cocinillas, me guste enseñaros recetas para esta época.

Uno de los entrantes típicos en cualquier celebración son los patés/mousse/terrinas o como queráis llamarlos, algo que nos sirva para untar en tostitas :) Así que esta mousse de foie y queso de cabra, vendrá de lujo para este fin. Además, lo mejor será prepararla el día anterior para así no tener que estar muy liados en la cocina el día festivo en cuestión.

Como os conté en la receta de aperitivo del año pasado, en España no tenemos muy clara la terminología foie, llamamos así a cosas muy diferentes. Para esta receta os aconsejo que utilicéis un foie/pate (o como queráis llamarlo) medianamente decente, para que aporte sabor y haga contraste con el queso de cabra. Pero tampoco vayáis a comprar el mejor foie del supermercado, ¿eh? Sería una pena usarlo para esta receta jajaja Para que os hagáis una idea, yo he usado uno que en el envase ponía “Bloc de foie gras de pato” :)

Y una vez aclarado este punto, vamos a preparar esta deliciosa mousse de foie y queso de cabra.

Ingredientes:

  • 100 g de foie micuit, mousse de foie o paté
  • 100 g de queso de cabra
  • 200 ml de nata
  • 20 ml de brandy/coñac/ron
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 1 manzana
  • 1 nuez de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar

Preparación:

Vamos a empezar la preparación por la capa superior, la manzana caramelizada. Para ello, descorazonamos la manaza (la pelamos si queremos) y la cortamos en gajos. Ponemos una nuez de mantequilla en una sartén a fuego medio-bajo y, cuando esté derretida, añadimos la manzana troceada. Subimos un poco el fuego y salteamos un par de minutos. Volvemos a bajar el fuego, añadimos una cucharada de azúcar y dejamos que la manzana se caramelice.

En el molde que hayáis decidido usar para dar forma al mousse de foie y queso de cabra, vertemos la manzana caramelizada formando una capa compacta en el fondo. En mi caso, usé un tupper y le puse un poco de film para que luego me costara menos desmoldar la mousse de foie y queso de cabra.

Lo siguiente será preparar la capa intermedia, la de queso de cabra. Empezaremos poniendo en remojo, en agua fría, una hoja de gelatina neutra durante unos 10-15 minutos. Mientras se hidrata la gelatina, iremos preparando esta capa. Simplemente troceamos el queso de cabra, lo ponemos a fuego medio en un cazo junto con 120 ml de nata y removemos hasta que esté totalmente disuelto, sin que llegue a hervir en ningún momento, solo queremos calentarlo. Una vez disuelto y pasado el tiempo necesario para hidratar la gelatina, retiramos el cazo del fuego, añadimos la hoja de gelatina escurrida y batimos enérgicamente con unas varillas hasta que la gelatina se disuelva por completo.

Vertemos la mezcla de queso de cabra sobre la capa de manzana caramelizada. Tened cuidado de no verterlo con mucha fuerza para que no “rompa” la capa de manzana, podéis verter la mezcla sobre una cuchara para evitar esto. Dejamos que se atempere y, posteriormente, lo metemos en la nevera para que se enfríe. Necesitamos que la capa de queso de cabra comience a cuajar (yo esperé casi 1 hora) antes de empezar con la de foie, para evitar que se mezclen cuando vertamos esta última.

Una vez pasada la espera, toca preparar la capa de foie. La preparación es exactamente la misma que la capa de queso de cabra. Primero pondremos a hidratar la hoja de gelatina en agua fría y, mientras, prepararemos la capa de foie. En un cazo, añadimos la nata restante, el brandy (o el licor que hayáis elegido) y el foie. Calentamos sin llegar a hervir y removemos hasta que el foie esté completamente mezclado. Retiramos del fuego, añadimos la hoja de gelatina escurrida y mezclamos enérgicamente para disolverla.

Igual que con la capa de queso, vertemos con mucho cuidado la capa de foie para no romper la capa anterior. Os será más sencillo si vertéis lentamente la mezcla sobre una cuchara.

Dejamos atemperar antes de meter en la nevera, donde tendrá que reposar mínimo unas 5h (os recomiendo que lo dejéis un día entero) para que la mousse de foie y queso de cabra se cuaje por completo.

Cuando lo vayáis a servir, sacadlo unos 10-15 minutos antes de desmoldarlo para que no esté tan frío y sea más fácil. Si lo habéis preparado en un molde rígido, podéis pasar un cuchillo por los laterales para facilitar el desmoldado :)

Y listo, servimos la mousse de foie y queso de cabra acompañado de unos frutos rojos triturados (en plan compota/coulis/mermelada) para darle un contraste de sabor.

¡Que la disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de esta mousse de foie y queso de cabra, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>