Pastel de carne de mi tía Juani

Ya os avisé que este año os traería el menú navideño al completo. Tras el entrante de la semana pasada, hoy le toca al plato principal: pastel de carne (de mi tía Juani).

Puede que no sea una receta típica navideña (no es un pavo, ni un cordero, ni un asado complicado) pero en mi familia siempre ha sido un fijo en la cena de Nochebuena. Independientemente de donde cenásemos, mi tía Juani siempre cocinaba este pastel de carne (y si no era en Nochebuena, cosa rara, aparecía en Nochevieja o en Reyes, no faltaba ninguna Navidad).

Es una receta muy sencilla de hacer y que hemos aprendido a preparar todos los cocinillas de la familia (de hecho tengo la receta gracias a que mi hermana me escribió un cuaderno de su puño y letra con todas las recetas tradicionales). Así que, aunque he tardado algún tiempo en hacerlo, no podía quedarse sin su sitio correspondiente en el blog.

¿Os animáis a ver qué comemos en Nochebuena?

Ingredientes:

  • 250 g de carne picada de cerdo
  • 250 g de carne picada de ternera
  • 250 g de carne picada de pollo
  • 1 sobre de crema de champiñones
  • 1 vaso de leche
  • 1 pastilla de caldo
  • 4 huevos

Para la salsa:

  • 2 cebollas
  • 2-3 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • Medio vaso de vino (dulce o blanco, el que prefiráis)
  • 1 pastilla de caldo
  • Agua

Para la guarnición

  • Patata
  • Manzana
  • Miel
  • Hierbas provenzales

Preparación:

Preparar el pastel de carne es bastante fácil y nos dejará tiempo para preparar la salsa y la guarnición. Empezaremos diluyendo una pastilla de caldo y el sobre de crema de champiñones en el vaso de leche.

En un bol amplio ponemos los tres tipos de carne picada (si veis las fotos, el carnicero me pico mezclado el cerdo y la ternera) junto con los 4 huevos y la mezcla anterior. Hundimos las manos sin miedo y mezclamos todo lo mejor que podamos para que se repartan bien todos los ingredientes.

Forramos un molde rectangular con papel vegetal, lo pintamos con aceite y espolvoreamos pan rallado por todas las paredes y el fondo. Vertemos la mezcla en el molde y repartimos bien, dejando plana la superficie.

Metemos al horno precalentado a 200ºC durante una hora aproximadamente (como siempre, los tiempos dependen de cada horno). Para comprobar si el pastel de carne está totalmente cocinado haremos como con los bizcochos, pinchar con un palillo y comprobar que sale limpio. Si veis que le falta tiempo y empieza a dorarse por encima, cubridlo con papel de aluminio para evitar que se queme.

Una vez listo el pastel de carne, lo sacamos del horno y lo dejamos que se enfríe para poder cortarlo sin que se desmorone.

Preparando la salsa:

Mientras el pastel está en el horno, podemos aprovechar el tiempo para preparar la salsa.

Para ello, picamos la cebolla y la ponemos en la sartén a fuego medio-bajo para que se vaya pochando lentamente. Pelamos y cortamos las zanahorias en finas rodajas y, cuando la cebolla esté muy pochada, las incorporamos a la sartén y subimos el fuego a medio-alto. Añadimos también en ese momento, los dientes de ajos pelados.

Salteamos unos minutos las verduras y, luego, añadimos el medio vaso de vino. Esperamos unos minutos para que se evapore el alcohol antes de agregar la pastilla de caldo y un vaso de agua. Dejamos cocer 5-10 minutos para que la zanahoria se ablande un poco (podéis añadir algo más de agua si veis que se queda seco).

Por último, pasaremos las verduras por la batidora para hacer una salsa. Añadid tanta agua como necesitéis hasta obtener la textura que os guste y, si tenéis un chino, podéis usarlo para dejar la salsa mucho más fina.

Preparando la guarnición (milhojas de manzana y patata):

A este pastel de carne le viene bien cualquier guarnición, pero os voy a enseñar a preparar unas milhojas de manzana y patata, perfectas para una cena navideña.

No he puesto cantidades en los ingredientes porque dependerá de cuánta guarnición queráis hacer. Con una patata mediana y con una manzana os dará para hacer un par de milhojas.

Lavamos bien las patatas y las manzanas porque las usaremos sin pelar. Descorazonamos también las manzanas.

Cortamos ambas cosas en rodajas muy muy finas (como si fueran un folio) así que os vendrá de perlas tener una mandolina a mano o sacar vuestras dotes ninja con el cuchillo para hacerlo a mano. Tened en cuenta que la patata tarda más en asarse así que esas rodajas tienen que ser bien finas.

Con todo cortado montamos las milhojas alternando rodajas de patatas y manzanas. Os recomiendo que tengan un poco forma piramidal, es decir, las rodajas más grandes en la base para evitar que se nos desmonte luego.

Ponemos las milhojas en la bandeja del horno sobre un papel vegetal, ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra sobre cada milhojas y horneamos a 200ºC durante unos 25 minutos (aprovechar mientras se enfría el pastel de carne para hornearlas).

El tiempo dependerá un poco del grosor de la patata, que será lo que más tarde en hacerse. Probad a pinchar las milhojas para comprobar que la patata esté blanda.

Cuando estén casi listas, vertemos un poco de miel por encima de cada milhojas y dejamos un par de minutos más al horno. Cuando las saquemos, espolvoreamos un poco de hierbas provenzales por encima.

A comer

Pues ya tenemos todo listo, servimos el pastel de carne cortado en rodajas de 1 dedo de grosor más o menos, acompañado de la salsa (caliente) y las milhojas de manzana y patata.

¡Que lo disfrutéis!

4 comentarios en “Pastel de carne de mi tía Juani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>