Picos o grisinis de harina de garbanzo

No sabéis lo que me gusta preparar un picoteo para cenar. Hoy os voy a enseñar a preparar el acompañamiento perfecto: picos o grisinis de harina de garbanzo.

Admito que entre semana me da mucha pereza meterme en la cocina a preparar la cena, siempre voy falto de tiempo. Por eso muchas veces, un buen picoteo es la solución :) Un poco de embutido de calidad y queso curado acompañados de hummus (tradicional, de zanahoria, de aguacate…), de baba ganoush o de tapenade de tomates secos son la cena de picoteo perfecta.

Y más que poner pan para estas cenas, me encanta comer con picos. Así que cuando le vi estos picos, colines, grisinis de harina de garbanzo (llamadlos como más os guste) a Irene de “Come Vive Viaja” no dudé en prepararlos. Los tenía pendientes de hacer desde que un día los probé en “Pepita y Grano”, que es donde compro a granel, y me vino de perlas su receta.

Ingredientes:

  • 150-175 g de harina de garbanzo
  • 30 g de maicena
  • 30 g semillas de sésamo
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de sal
  • 40 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 90 ml de agua
  • Especias al gusto (hierbas provenzales, ajonjolí, pimentón, etc.)

Preparación:

En un bol amplio ponemos, primeramente, todos los ingredientes secos y mezclamos para que se repartan bien. Añadimos el agua y el aceite y volvemos hasta obtener una masa lo más homogénea posible.

Advierto que es una masa bastante pegajosa así que no os asustéis, tendréis que pringaros las manos. Yo empecé usando una rasqueta de plástico, pero no se terminaban de mezclar bien todos los ingredientes y terminé metiendo las manos

Como habréis visto, la cantidad de harina la he puesto variable y me explico: empezad poniendo 150g y si veis que se os pega demasiado la masa, id añadiendo más poco a poco. Dependiendo del tipo de harina que uséis, absorberá más o menos cantidad de agua. De todas formas, insisto, queda una masa pegajosa siempre.

Pues una ve que tenemos lista la masa para nuestros grisinis de harina de garbanzo, la tapamos con film y la metemos 20 minutos en la nevera para que sea más fácil manejarla posteriormente.

Pasado ese tiempo, simplemente tenemos que ir cogiendo pequeñas bolitas de masa y estirándola sobre la mesa, como si estuviéramos jugando con plastilina Ya la forma como prefiráis: más pequeños y gorditos estilo picos o largos y delgados estilo grisinis.

Ponemos los grisinis de harina de garbanzo en la bandeja del horno (el cual habremos precalentado a 180ºC) y los horneamos durante unos 25 minutos. Como siempre, el tiempo puede variar según cada horno, vigilad que no se os quemen

Una vez horneados, solo tenemos que dejar enfriar los grisinis de garbanzos sobre una rejilla y listo.

¡Que los disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de estos picos o grisinis de harina de garbanzo, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>