Pollo korma (chicken korma)

Volvemos con la gastronomía india para preparar el que podría ser su plato más típico: pollo korma (chicken korma).

Si vais a un restaurante indio y preguntáis cuál es el plato más pedido, os dirán, sin dudarlo, que es el pollo korma. A lo mejor el nombre os suena raro, pero si os digo que es el típico pollo al curry, suave y con un toque dulzón, sabréis a qué plato me refiero.

El pollo korma es una de mis recetas preferidas y llevo mucho tiempo queriéndola poner en el blog, pero al final siempre lo dejaba para más adelante. Así que cuando la vi en El cajón desastre de Maggie no dudé ni un segundo en elegirla para este asalto porque sí, hoy es el último domingo del mes y toca Reto #Asaltablogs. Aunque me hubiera gustado hacer otras recetas, las cuales me llevo apuntadas para reproducirlas en mi cocina, el pollo korma me llamaba a gritos para ponerlo en el blog de una vez por todas. Eso sí, con el permiso de Margot, he hecho algún cambio a la receta para adaptarla más a la forma en que suelo hacer el pollo korma :)

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de curry
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 70 g de anacardos (no fritos)
  • 1 diente de ajo
  • 1 trozo de jengibre fresco
  • 1 yogur natural (no azucarado)
  • 200 ml de leche de coco
  • Una nuez de mantequilla

Para macerar:

  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de curry
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • Un puñado de cilantro fresco
  • Una pizca de sal
  • 1 yogur natural
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Para que nos quede un pollo korma con un buen sabor intenso, lo mejor es empezar a prepararlo el día antes para macerar el pollo durante un día entero. Podéis simplemente macerar unas 4-5h, pero os recomiendo que lo dejéis, como mínimo, toda la noche en la nevera.

Pues bien, dicho esto, vamos a preparar el macerado. En un mortero ponemos el diente de ajo junto con las especias, un puñado de cilantro fresco y una pizca de sal y lo machacamos hasta obtener una pasta lo más homogénea posible. Agregamos el yogur y un chorrito de aceite de oliva virgen extra y removemos hasta tener todo completamente mezclado.

En un recipiente hermético de vidrio o un bol que podáis tapar completamente (cuidado con usar otro material porque la cúrcuma tiñe mucho) colocáis las pechugas de pollo, en trozos de bocado, y vertéis el aliño, removiendo hasta que todo el pollo esté bien impregnado y cubierto. Tapamos (si usáis un bol, con film de forma que no entre aire) y metemos en la nevera hasta el día siguiente.

Una vez haya pasado el tiempo de maceración, doramos el pollo en una sartén a fuego medio-alto con una nuez de mantequilla. Sacamos y reservamos.

Añadimos a la sartén una cebolla cortada en juliana, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, y la dejamos a fuego medio-bajo hasta que se ablande y empiece a transparentar.

Mientras se pocha la cebolla, prepararemos una pasta con un diente de ajo, un trozo de jengibre fresco del mismo tamaño que el ajo y una pizca de sal. Para ello, simplemente lo machacamos todo en el mortero y listo. También prepararemos los anacardos y os daré dos opciones: machacarlos junto con la pasta de ajo y jengibre o triturarlos en la batidora hasta obtener una pasta (como se hace con las avellanas para la nutella casera). La diferencia entre la forma de triturar los anacardos estará en la textura final de la salsa ya que triturados con la batidora quedará una salsa más fina.

Una vez la cebolla esté lista, agregamos las especias, la pasta de ajo/jengibre, la pasta de anacardos y salteamos 1 minuto, removiendo para que se impregne todo bien. Añadimos el yogur, la leche de coco, removemos y dejamos cocinar a fuego lento durante unos 15 minutos, hasta que la salsa reduzca un poco. Trituramos con la batidora y, en caso de necesitarlo, añadimos un poco más de leche de coco hasta obtener la textura que más os guste. Añadimos el pollo que teníamos reservado y dejamos cocinar hasta que la salsa vuelva a hervir.

Listo, servimos el pollo korma con un poco de cilantro fresco picado por encima y acompañado de arroz basmati y pan naan para completar la comida india.

¡Que lo disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de esta pollo korma, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

4 comentarios en “Pollo korma (chicken korma)

  1. Pues MUCHAS GRACIAS por versionar esta receta y darle tu toque personal porque es una de mis favoritas. En casa la hacemos mucho porque todo lo que huela a especias es bienvenido jejejeje. Me alegro que te guste, un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>