Puerros gratinados con bechamel

La receta de hoy la tengo apuntada en mi lista de recetas pendientes desde casi que empecé el blog, así que ya iba siendo hora de que la pusiera: puerros gratinados con bechamel.

La única dificultad que tiene este plato es hacer la bechamel que, si os pasa como a mí, es algo que me ha costado mucho tiempo cogerle el truco. Por lo demás, tiene una preparación muy sencilla y rápida, pero no por ello estos puerros gratinados con bechamel son menos ricos :)

Y sí, hace calor y vamos a poner el horno, pero solo unos pocos minutos para gratinar así que no tenéis excusa para prepararlo. ¿Os animáis?

Ingredientes (2 personas):

  • 3-6 puerros
  • 6 lonchas de jamón cocido
  • 6 lonchas de queso
  • Parmesano rallado

Bechamel

  • 30 g de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina
  • 300 ml de leche entera
  • Media cucharadita de curry
  • Sal

Preparación:

Antes de nada, voy a aclararos el tema de la cantidad de puerros necesarios. Una buena ración por persona serían 3 trozos de puerros así que, la cantidad de puerros dependerá del tamaño de estos. Si son grandes y podéis sacar 2 trozos de cada uno, con 3 puerros será suficiente (yo usé solo 3 puerros para las fotos). En cambio, si son pequeños o muy delgados, vais a necesitar más.

Ponemos a calentar una olla con abundante agua y sal. Cortamos los puerros en trozos, les quitamos la primera capa y los enjuagamos debajo del grifo para quitarle la tierra que puedan traer. Cuando el agua rompa a hervir, echamos los puerros y dejamos que se cuezan unos 15-20 minutos (dependiendo del grosor) hasta que estén blandos.

Mientras los puerros están cociéndose, vamos a preparar la bechamel. Para ello, echamos la mantequilla en un cazo o en una sartén a fuego medio. Cuando se derrita la mantequilla, incorporamos la harina, mezclamos para que se integren bien ambos ingredientes (se forma una pasta que se denomina roux) y dejamos un minuto que se tueste durante un minuto aproximadamente, removiendo de vez en cuando. Añadimos la leche poco a poco, removiendo constantemente (con ayuda de unas varillas será más cómodo) para que se vayan deshaciendo los grumos de la mezcla. No os preocupéis por los grupos, seguid removiendo hasta que se terminen de disolver, que lo harán, solo hay que tener paciencia. Cuando la bechamel empiece a espesar, añadimos media cucharadita de curry. Rectificamos la textura añadiendo un poco más de leche si queréis una bechamel más líquida.

Con los puerros cocidos, los escurrimos lo mejor que podamos para que no suelten agua durante el gratinado. Enrollamos cada trozo de puerro en una loncha de jamón cocido y en una loncha de queso. Colocamos los puerros sobre una fuente apta para horno y vertemos la bechamel por encima. Espolvoreamos parmesano rallado al gusto por encima.

Metemos al horno y gratinamos los puerros hasta que se forma una buena capa dorada por encima.

Sacamos, dejamos que se enfríen un poco y a comer :)

¡Que los disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de estos puerros gratinados con bechamel, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Un comentario en “Puerros gratinados con bechamel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>