Quiche de espinacas y champiñones

Las quiches son una de mis preparaciones favoritas y hacía mucho que no os traía una. Hoy toca quiche de espinacas y champiñones.

Siempre digo que las quiches son super versátiles porque aceptan casi cualquier relleno y, además, son super sencillas de hacer. También se pueden preparar con antelación porque se pueden comer frías perfectamente y aguantan de manera aceptable que las recalentemos ¡Son todo ventajas!

Aprovechando que tenía un buen manojo de espinacas frescas por casa, me he decantado por preparar esta quiche de espinacas y champiñones. Además, como soy muy quesero, lleva un poco de queso de cabra para darle un toque de sabor.

¿Os animáis a prepararla?

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa quebrada (o puedes hacerla casera)
  • 1 manojo de espinacas frescas (250 g aprox.)
  • 200 g de champiñones
  • Un poco de cebolla caramelizada
  • Queso de cabra
  • 200 ml de nata
  • 3 huevos M
  • Sal y pimienta

Preparación:

En un molde de unos 25 cm, extendemos la masa quebrada, retirando el sobrante de masa del borde. Pinchamos toda la base de la masa para evitar que suba cuando la horneemos (o podéis ponerle algo de peso dentro del horno, las típicas bolitas cerámicas que venden para este fin o legumbres). Metemos al horno a 180ºC durante unos 10-12 minutos para que se cueza un poco.

Mientras tanto, vamos a preparar las verduras. Lavamos y troceamos las espinacas frescas y las ponemos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Laminamos los champiñones y los añadimos también a al sartén. Salteamos las verduras hasta que pierdan el agua y reduzcan.

En mi caso, en el último momento, añadí también un poco de cebolla caramelizada casera que me quedaba en la nevera.

Cuando la masa esté lista, la sacamos del horno y rellenamos la quiche de espinacas y champiñones. Desmenuzamos un poco de queso de cabra y lo repartimos por toda la superficie.

En un bol batimos los huevos junto con la nata y salpimentamos. Vertemos la mezcla por toda la quiche de manera que quede bien cubierta por todos lados.

Volvemos a meter al horno durante unos 30 minutos aproximadamente, hasta que la quiche de espinacas empiece a dorarse.

Sacamos del horno, dejamos que se enfríe unos minutos antes de servirla y listo.

¡Que la disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de esta quiche de espinacas y champiñones, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>