Risotto de lacón y queso Arzúa-Ulloa

¿Os he dicho ya que el risotto es uno de mis platos italianos preferidos? Hoy vamos a preparar uno con sabores gallegos: risotto de lacón y queso Arzúa-Ulloa.

Estaba revisando las recetas de risotto del blog y me acabo de dar cuenta que… ¡hace 1 año del último! Ya no me siento mal por poner otro risotto jajaja Me gustan tanto y son tan versátiles que podría estar haciéndolos todas las semanas :)

La primera vez que probé el queso Arzúa-Ulloa fue hace unos años haciendo el Camino de Santiago y me enamoró, soy quesero a más no poder. Y como tenía un trozo en casa, pensé que con lo cremoso que es este queso, le vendrá de lujo al risotto como sustituto del parmesano. Así que dicho y hecho, combinado con lacón y un poco de pimentón, vamos a preparar un risotto lleno de sabores gallegos :)

Ingredientes (4 raciones):

  • 280 g de arroz arborio (o carnaroli)
  • 250 g de lacón
  • 150g de queso Arzúa-Ulloa
  • 1 cebolla
  • 1 cucharadita de Pimentón de la Vera dulce
  • 150 ml de vino blanco
  • 1 litro de caldo de carne (aproximadamente)
  • Una nuez de mantequilla

Preparación:

Empezaremos poniendo a calentar el caldo en un cazo para que cuando lo vayamos a necesitar esté a la temperatura necesaria. Queremos que el caldo esté siempre caliente, casi hirviendo, para que, cuando lo añadamos al arroz, no se rompa la cocción.

Por otro lado, pelamos y picamos finamente la cebolla. La ponemos a fuego medio-bajo en una cazuela con un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra y la dejamos que se poche hasta que esté blanda y empiece a transparentarse.

En ese momento añadimos el lacón troceado y el pimentón. Subimos un poco el fuego y salteamos unos minutos. Agregamos el arroz a la cazuela y dejamos un par de minutos, removiendo hasta que los granos empiecen a transparentarse por el exterior. Vertemos el vino blanco y dejamos el tiempo justo para que se evapore el alcohol.

Y, como siempre digo en las demás recetas de risotto, llega la parte tediosa de hacer pero que es el punto clave para obtener un buen risotto cremoso: la cocción. Añadiremos el caldo que tenemos caliente hasta cubrir ligeramente el arroz y nos tocará remover lenta pero constantemente para que el arroz se vaya cociendo suavemente mientras va soltando el almidón. Cuando veamos que se consume un poco de caldo, volvemos a añadir hasta cubrir de nuevo el arroz. Repetimos el proceso hasta que el arroz esté en su punto, unos 16-18 minutos. La cantidad de caldo puede variar ligeramente dependiendo de cuánto absorba el arroz.

Cuando tengamos el arroz listo, retiramos la cazuela del fuego y añadimos una nuez de mantequilla y el queso Arzúa-Ulloa. Removemos hasta que estén totalmente integrados estos ingredientes y dejamos reposar tapado durante unos 5 minutos. Con esto conseguiremos “mantecar” el risotto, es decir, conseguir un risotto muy muy cremoso.

Una vez que haya reposado, ya solo tenemos que servir nuestro risotto de lacón y queso Arzúa-Ulloa y…

¡Que lo disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de este risotto de lacón y queso Arzúa-Ulloa, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>