Rollitos de pollo

Uno de mis alimentos preferidos es el pollo y siempre intento buscar una manera diferente de hacerlo. Hoy os enseño unos rollitos de pollo muy sencillos de preparar y que están riquísimos.

Un día que invité a unos amigos a cenar a casa me puse a darle vueltas al coco sobre qué podía poner para cambiar un poco los típicos aperitivos. Me dieron la idea de hacer unos rollitos de pollo que se pudieran comer fríos, cortados en rodajas como si fueran un embutido. Los probé y no defraudaron :)

Al final he adoptado la idea para hacer una cena rápida y sencilla para esos días en los que no te apetece meterte mucho en la cocina.

Ingredientes:

  • Pechuga de pollo fileteada
  • Jamón serrano
  • Queso havarti o cualquier otro que funda bien (edam, mozzarella…)

Preparación:

Para hacer unos rollitos de buen tamaño necesitaremos que los filetes sean bastante grandes, por lo que, si compramos el pollo en una carnicería podemos pedir que nos abran la pechuga en libro y así nos quedarán de buen tamaño. De todas formas, si vemos que los filetes son más bien pequeños podemos hacer los rollitos usando varios filetes. Esto último me pasó a mí cuando hice la receta y podéis ver en la foto que cada rollito lleva dos filetes.

Hecha esta aclaración, vamos con la receta :)

Extendemos un buen trozo de film transparente sobre la encimera y colocamos el filete (o filetes si son pequeños) cerca de uno de los bordes. Si ponéis varios filetes hacedlo de forma que se monten un poco uno sobre otro e intentando que abarquen la mayor superficie posible. Encima del filetes pondremos una capa de jamón serrano (que cubra todo el pollo) y luego una de queso.

Empezamos a enrollar el filete por el lado más largo, ayudándonos del film. Tened cuidado de enrollar el filete sin que se meta film en medio porque si no, a la hora de desenvolverlo, acabaremos rompiendo el rollito para sacar el film. Una vez enrollado el filete, seguiremos enrollando esta vez sobre el film, apretando para que quede bien prensado. Al final tendremos un rollo de filete envuelto en film.

Ahora bien, ¿qué hacemos con las puntas para que no se nos salga todo a la hora de cocinarlo? Yo suelo coger el film sobrante por las puntas y le doy vueltas y más vueltas hasta que se queda todo el sobrante enrollado sobre sí mismo y no se desenrolla solo. Esta manera de cerrarlo no es la mejor porque a veces se desenrolla durante la cocción y se sale parte del queso. Lo ideal es cerrar las puntas haciendo un nudo con una cuerda o con los típicos alambres del pan de molde.

Una vez tenemos los rollos hechos y bien cerrados, ponemos una olla al fuego con abundante agua y esperamos que empiece a hervir. Con el agua hirviendo, echamos los rollitos y los dejamos cocer durante unos 10 minutos aproximadamente.

Cuando los rollitos estén cocidos, los sacamos del agua, los escurrimos y los dejamos enfriar sin quitarles el film. Una vez atemperados podéis comerlos así directamente o bien meterlos en el frigorífico para enfriarlos y comerlos bien fríos, que es como me gustan a mí :) Eso sí, dejadles el film hasta que los vayáis a comer.

¡Que los disfrutéis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>