Tarta de espinacas con base de patatas

Después de una entrada de año muy dulce toca una receta algo más ligerita: tarta de espinacas con base de patata.

Y, además, es el primer asalto del año porque, sí, hoy es último domingo del mes y toca Reto #Asaltablogs. El blog agraciado este mes para que nos llevemos sus recetas ha sido “Eva en pruebas”, del que me ha costado enormemente decidirme. De primeras tenía echado el ojo a varias recetas pero no me terminaba de decantar por ninguna y estuve retrasando el momento de la decisión (también ha influido la vuelta a la rutina tras las vacaciones). Al final, no elegí ninguna de las que tenía pensadas, vi su quiche de espinacas (que no había leído antes) y cambié totalmente de idea :)

Por cierto, además de compartir afición gastronómica con Eva, también compartimos afición fotográfica aunque ella le dedica más tiempo que yo, tanto que tiene hasta su propio blog fotográfico: A través de tu cámara.

Ingredientes:

  • 3 patatas (unos 500 g)
  • 300 g de espinacas frescas
  • 150 g de queso feta
  • 3 huevos

Preparación:

Pelamos/lavamos las patatas y las cortamos en rodajas lo más finas que podamos. Con el cuchillo es suficiente, no vais a necesitar mandolina ni nada parecido. Cogemos un molde típico de quiche/tartas, lo engrasamos ligeramente con aceite y cubrimos tanto el fondo como los lados con las patatas, echando también un poco de aceite por encima de las patatas una vez colocadas.

Sobre cubrir los lados del molde con patatas…no os desesperéis, hay que tener maña para que no se caigan las patatas y se queden pegadas a los lados (el engrasado nos ayudará). Si no quedan totalmente verticales y se doblan ligeramente hacia el centro, no os preocupéis porque cuando pongamos el relleno conseguiremos que las patatas queden pegadas al borde. Aviso de esto porque yo hubo un momento que pensé en tirar el molde por la ventana jajaja, tenía las patatas bien colocadas y al moverlo ligeramente se cayeron todas :P

Una vez aclarado este punto, metemos el molde al horno precalentado a unos 200ºC durante unos 20-25 minutos, hasta que las patatas empiecen a ablandarse (el tiempo dependerá del horno y de las patatas).

Mientras tanto, vamos a preparar el relleno. En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, añadimos las espinacas frescas y las tapamos para que se vayan haciendo. Si no os caben todas las espinacas de una vez, echad un parte y simplemente esperad que reduzcan un poco para añadir más. Una vez que las espinacas estén cocinadas, las dejamos en un colador/escurridor para que suelten el exceso de agua.

Por otro lado, batimos los huevos y los mezclamos con el queso feta, que habremos triturado previamente con un tenedor. Salpimentamos, incorporamos las espinacas escurridas y mezclamos todo bien.

Cuando haya pasado el tiempo de las patatas, sacamos del horno y vertemos el relleno en el molde. Como os dije antes, si alguna patata se ha doblado hacia el interior, la ponemos vertical y, al verter el relleno delante de la patata, se aguantará contra el borde del molde. Volvemos a meter al horno y lo dejamos unos 25 minutos más.

Pasado ese tiempo ya estará lista nuestra tarta de espinacas con base de patatas. Dejamos enfriar unos minutos para que se asiente bien y a servir.

¡Que la disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de esta tarta de espinacas con base de patatas, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

63 comentarios en “Tarta de espinacas con base de patatas

  1. Hola Guille,
    Muchas gracias por tus palabras y por enlazar el blog de fotografía.
    Esta quiche es deliciosa, es cierto que colocar las patatas en los bordes te puede desanimar, pero es solo cuestión de paciencia.
    Gracias por robar con cariño.
    Besos y abrazos.

    1. Hola Eva :) No tienes que agradecer nada, ambos blogs son un placer para los sentidos jejeje Ya me gustaría a mi hacer tus fotos, es una afición a la que siempre he querido dedicarle más tiempo.

      Y sí, hubo un momento que pensé…tiro el molde por la ventana porque no conseguía que las patatas quedasen rectas. Pero, oye, con paciencia todo se consigue :) Deliciosa la tarta, me ha encantado asaltarte.

      ¡Un saludo!

    1. A mi fue lo que me hizo decidirme por la receta. Me encantan las quiches y tengo varias en el blog, pero no quería poner otra más. Cuando vi que era distinta por la base de patatas cambié totalmente de idea :)

      ¡Un saludo!

  2. Jajaj bueno, al final mereció la pena el esfuerzo porque ha quedado con una pinta espectacular. La verdad es que te has llevado un super botín en este asalto! Me encanta el quiché de espinacas y si encima va presentado así de apetecible…¡es que no hay quien se resista!
    Buena asalto Guille!

  3. Pues pese a todo te ha quedado de categoría Guille, me encanta!! Yo esta porque no la vi que sino la hago, así que me ahora te la robo a ti!
    Buen asalto!
    Un bst.

  4. Pues menos mal que no lo tiraste por la ventana, por que te ha quedado de lujo, yo las verduras como que no pero las patatas me vuelven loca, y esas tienen una pintaaaaaaaaaa

  5. Me encanta la tarta que has preparado la verdad es que yo las patatas casi siempre las preparó así porque a mi peque le encantan y son muy sanas, pero no se me había ocurrido lo de realizar una tarta, un gran asalto. Un besote y feliz fin de semana!!

  6. Jajajajaja casi me muero con lo de las patatas y que no se pegaban! Lo tendremos en cuenta! Por lo demás te ha quedado una receta espectacular como todo lo que haces! Buen asalto!

  7. Es una combinación ganadora, espinacas y feta. Y las patatas que les puesto, seas de hacerla, aún más rica, queda súper bonita!! Besotes

  8. Una tarta espectacular y no dudo que muy rica. Me ha encantado la combinación feta y espinacas, dos ingredientes que me encantan.
    Saludos
    Rosa

    ps espero que este comentario sirva para el trafico ese, jajajajaja

  9. ¡Hola Guille!
    ¡Buen asalto! La verdad es que después de tantos excesos tras las fiestas navideñas, reuniones familiares y amigos, donde no hemos dado tregua a nuestros estómagos, apetece una receta algo más ligerita como esta tarta de espinacas con base de patata.
    Me encanta la presentación y ya te digo que se me hace la boca agua pensando en su sabor. La combinación de espinacas con queso feta siempre está deliciosa y si le sumamos la base de patatas, hace de esta receta una delicia saludable.
    No sabía de vuestra afición a la fotografía, ya somos tres. Aunque últimamente no tengo mucho tiempo para poder dedicarle, siempre disfruto con mis cámaras, tanto analógicas como digitales. Echaré un vistazo a su blog fotográfico A través de tu cámara.
    ¡Un beso guapísimo!

    1. Muchas gracias Lola :) Sí que viene perfecta para comer ligerito de una manera rápida y sencilla. Las espinacas combinan perectamente con cualquier queso, me encantó la idea de Eva de combinarlas con queso feta, nunca lo había probado y están riquísimas así.

      Pues sí, una de las cosas del blog es que me permite practicar fotografía jajajaja Y, como tu, tampoco tengo tanto tiempo para dedicarle a la fotografía tanto como me gustaría.

      ¡Un saludo!

Responder a Estela Sanchez Ruiz de Luna Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>