Cheesecake de turrón

Sé que ha pasado tiempo desde las Navidades, pero seguro que tenéis restos de turrón de Jijona que podéis utilizar para esta receta: cheesecake de turrón.

No me puedo resistir a las tartas de queso al horno, me gusta mucho más que las típicas frías. Desde que hice la famosa tarta de queso La Viña quería hacer alguna variante metiendo un sabor. Pues bien, aprovechando que tenía por casa una crema de turrón de Jijona de estas navidades, pensé que era el momento perfecto para esta cheesecake de turrón.

Es un postre super sencillo de hacer y que, os aseguro, os va a encantar. De hecho, yo la llevé a casa de Juana Madrid y, literalmente, me dijeron que se habían obsesionado con ella

¿Os animáis a prepararla?

Ingredientes (molde 20 cm):

  • 500 g queso crema
  • 300 ml nata para montar
  • 200 g de turrón jijona (en mi caso, crema de turrón)
  • 4 huevos
  • 200 g de azúcar
  • 1 cucharada de harina

Preparación:

Para que os quede una cheesecake de turrón con una textura perfecta, os recomiendo que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente para que se integren mejor.

En un bol amplio ponemos los huevos junto con el azúcar y batimos con unas varillas hasta que blanqueen. Yo he usado la amasadora por comodidad, pero podéis hacerlo con unas varillas manuales perfectamente, no necesitáis ningún electrodoméstico.

Ahora incorporamos el queso crema, la nata y el turrón de jijona desmenuzado (o, como es mi caso, la crema de turrón directamente). Volvemos a batir hasta que esté todo completamente integrado. Por último, agregamos una cucharada de harina e integramos en la mezcla.

 Forramos un molde desmondable con papel de horno y vertemos la mezcla.

Metemos al horno precalentado a unos 200ºC durante 40 minutos. Es normal que se tueste un poco por arriba, pero si veis que se excede, podéis taparla al final con papel de aluminio. Una vez horneada, dejadla que se enfríe completamente dentro del horno con la puerta entreabierta. Importante esto último, yo la dejé enfriar con el horno cerrado y se cuajó más de lo que me hubiera gustado (eso sí, de sabor seguía estando igual de buena).

Cuando se haya enfriado, os recomiendo que la dejéis en la nevera (sin desmoldarla) hasta el día siguiente para que se enfríe bien.

Esta cheesecake de turrón no necesita acompañamiento para ser servida porque está increíblemente buena. Pero si la acompañáis con algo, contádmelo en comentarios

¡Que la disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de esta cheesecake de turrón, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>