Crema de calabaza y miso

Después del parón navideño, vuelvo con una receta con toque oriental para combatir los excesos de estas fechas: crema de calabaza y miso.

Ya viene siendo habitual que estrene el año con una receta de crema/puré porque todos retomamos la rutina deseando comer ligero. Por no decir que siempre decimos que este año vamos a cuidarnos y a comer mejor jajaja Así que esta crema de calabaza y miso os ayudará a cumplir esos propósitos.

El invierno pasado me aficioné al miso. Con la llegada del frío muchas noches me apetece una sopa de fideos calentita y, en vez de usar caldo de brik o pastillas de concentrado, me decanté por el miso para hacer el caldo. Pero hasta hoy no me había animado a añadirlo en una crema de verduras.

En cualquier tienda que venda productos de alimentación asiáticos vais a encontrar el miso ya que es un ingrediente básico en su gastronomía. Así que espero que no tengáis problemas para preparar esta crema de calabaza y miso.

¿Os animáis a prepararla?

Ingredientes (5 raciones aprox.):

  • 800 g de calabaza (una vez pelada)
  • 1 patata grande (350-400 g aprox.)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Un trozo de jengibre
  • 3 cucharadas colmadas de miso
  • 900 ml – 1 litro de agua o caldo de verduras
  • Para rematar: picatostes, shichimi togarashi (mezcla japonesa de especias) y queso ricotta

Preparación:

Pelamos y picamos finamente la cebolla. Picamos los dos dientes de ajo y troceamos un poco de jengibre (con un trozo del tamaño de una uña valdrá). En una olla grande añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y, a fuego medio-bajo, ponemos a pochar la cebolla hasta que esté blanda.

Mientras se pocha la cebolla aprovechamos para pelar la calabaza y la patata y trocearlas. No es necesario hacer trozos muy pequeños, en las fotos podéis ver el tamaño aproximado.

Cuando la cebolla esté pochada, añadimos el ajo picado y el jengibre. Dejamos cocinar unos minutos. Añadimos los trozos de calabaza y patata y cubrimos con agua o caldo de verduras. Os recomendaría no añadir toda la cantidad de líquido para poder rectificar al final la textura de la crema.

Incorporamos también el miso y lo disolvemos removiendo. Subimos el fuego y esperamos a que empiece a hervir. Tapamos, bajamos el fuego a medio y dejamos hervir durante unos 25 minutos aprox. El tiempo necesario para que las verduras estén blandas.

Trituramos todo con la batidora y, en caso de que nos haya quedado una crema muy espesa, añadimos un poco más de líquido para rectificar la textura. Si ponemos demasiado líquido nos quedará una crema de calabaza y miso demasiado líquida no podremos espesarla de manera fácil. Yo prefiero cocer las verduras con el caldo justo y luego añadir más una vez triturado si fuera necesario.

Servimos nuestra crema de calabaza y miso con unos picatostes de pan casero, una pizca de shichimi togarashi y un poco de queso ricotta.

¡Que la disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de estos crema de calabaza y miso, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>