Ensalada fría de cous-cous

Con el calor que hace estos días no apetece nada meterse entre fogones y siempre buscamos comer algo fresco y ligero. Pues bien, hoy os traigo una receta para que dejéis a un lado las típicas ensaladas de lechuga y no os tome más de 10 minutos: ensalada fría de cous-cous.

La receta es idea de mi cuñado, que en muchas ocasiones nos ha deleitado con ella llevando un buen tupper a la playa :) Es ideal para combatir el calor de estos días puesto que la hierbabuena te deja sabor muy fresco en la boca (parezco un anuncio de dentífrico).

Y como siempre yo os doy una idea de lo que puede ser una ensalada fría de cous-cous pero acepta todo tipo de ingredientes, así que echadle imaginación a la cocina :)

Ingredientes (para 4 personas):

  • 250 gr de cous-cous
  • Una nuez de mantequilla
  • Una manzana grande
  • Queso curado
  • Un puñado de pasas
  • Hierbabuena

Preparación:

Empezaremos haciendo el cous-cous siguiendo las instrucciones que aparecen en el envase. En el caso del que yo he utilizado, la cocción del cous-cous se hace de la siguiente manera:

Llevamos a ebullición 250 ml de agua añadiendo un poco de aceite y sal. Retiramos el recipiente del fuego y verter 250 gr de cous-cous. Removemos y dejamos reposar durante 3 minutos. Añadimos un poco de mantequilla y volvemos a colocar el recipiente a fuego lento durante 2-3 minutos removiendo regularmente. La cantidad de mantequilla es un poco al gusto así que id probando hasta que cojáis el punto, es cuestión de darle un poco de sabor ya que el cous-cous es bastante insípido. Una vez cocido, dejamos aparte para que se vaya enfriando.

El resto de los ingredientes  no requieren nada de preparación, simplemente picaremos muy bien la manzana, la hierbabuena y el queso. En mi caso he usado un queso curado para darle un sabor fuerte a la ensalada pero si preferís un queso tierno con un sabor más suave lo podéis usar sin problema.

Cuando el cous-cous se haya enfriado lo mezclamos con todos los ingredientes: hierbabuena, manzana, queso y las pasas.

Y ya tenemos nuestra ensalada lista para servir ya que se puede comer tanto a temperatura ambiente como más fría metiéndola un poco en el frigorífico.

¡Que la disfrutéis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>