Pan de cúrcuma (con masa madre)

Vuelvo a la carga con mis panes. Para la receta de hoy os traigo un llamativo y sabroso pan de cúrcuma que os va a enamorar.

La cúrcuma es un colorante natural al que se le atribuyen un montón de beneficios nutricionales (solo tenéis que hacer una rápida búsqueda en Google para comprobarlo). Yo, sinceramente, no me fijo en todas esas propiedades a la hora de utilizarla, me gusta este pan de cúrcuma por el brillante color amarillo que tiene la miga y el olor y ligero sabor que aporta esta especia al pan.

Poco a poco iréis viendo que cuelgo más recetas de panes con masa madre, ya que casi todos los panes que hago son con ella. Quitando algunos como el pan Hokkaido o los molletes, el resto suelen ir siempre con masa madre.

Si aún no os habéis animado con este tipo de panes, os lo recomiendo encarecidamente, la diferencia al usar masa madre se nota y mucho. Perdedle el miedo, mantener viva una masa madre no es nada complicado si hacéis panes con frecuencia y el resultado merece la pena

Como os decía, hoy le toca el turno a este pan de cúrcuma que es básicamente igual que el pan con masa madre que ya os enseñé hace unos meses, pero añadiendo esta especia. La diferencia hoy recae en el proceso, os voy a enseñar a hacerlo con ligeros cambios para que conozcáis más alternativas en la preparación.

Ingredientes (Hogaza de 1 kg):

  • 500 g de harina
  • 355 ml de agua
  • 125 g de masa madre
  • 10 g de cúrcuma
  • 10 g de sal

Preparación:

Antes de empezar, tendremos que refrescar nuestra masa madre en proporción 1:1:1, es decir, misma cantidad de masa madre, agua y harina. Para la cantidad que necesitamos para este pan de cúrcuma, tendremos que refrescar con aproximadamente 42 g de cada cosa, para tener el total de 125 g.

Autólisis

En un bol amplio, echamos la harina y el agua y mezclamos hasta que estén bien integrados. Solo mezclar, no vamos a amasar todavía. Dejamos reposar entre 1 y 2 horas. Con la autólisis queremos que el gluten se empiece a desarrollar en la masa, facilitando luego el amasado.

Amasado

Para amasar el pan de cúrcuma, podéis seguir perfectamente el mismo proceso de amasado que os conté en el pan con masa madre, pero hoy os voy a contar como hacerlo de manera un poco distinta, para que tengáis más alternativas y lo hagáis de la manera en la que os sintáis más cómodos.

Una vez haya terminado la autólisis y tengamos la masa madre activa (si ponéis un poco en agua debe flotar), vamos con el proceso de amasado. Lo haremos de la forma más sencilla posible, ayudándonos de los reposos para finalizar el proceso.

Añadimos la masa madre al bol donde tenemos la masa madre y amasamos el tiempo justo para integrarla. Podéis hacer 1 minuto o minuto y medio de amasado francés o bien, 3-4 minutos mediante el método Rubaud. Dejamos reposar durante 30 minutos.

Ahora agregamos la sal y la cúrcuma y repetimos el proceso de amasado anterior hasta que estén totalmente integradas en la masa. Volvemos a dejar reposar 30 minutos.

Primera fermentación

Como suelo hacer en todas mis recetas de pan, utilizaremos los pliegues durante la primera fermentación para crear tensión en la masa. El proceso es muy sencillo, solo hay que hacer 4 pliegues en la masa, estirando cada uno de los “lados” y doblándolo sobre el centro en el orden arriba, abajo, derecha e izquierda (en la receta pan sin amasado podéis ver las fotos mejor explicadas). Estos pliegues los realizaremos cada 45 minutos y en total repetiremos esto en 3-4 ocasiones.

Laminado (opcional)

Si os queréis animar, podéis probar a laminar la masa en vez de hacer el segundo plegado, es decir, cuando la masa lleve 45 min desde el primer plegado.

El laminado no es más que extender la masa lo más que podamos, formando una lámina lo más fina posible. Con esto se consigue dar mayor fuerza y estructura a la masa para que sea capaz de aguantar los gases que se generan durante la fermentación. Conseguiremos un pan de cúrcuma con más alveolos.

Para laminar la masa pulverizamos agua sobre la encimera, sin pasarnos, para que esté húmeda. Volvemos la masa sobre esta y, con las manos húmedas, vamos estirando poco a poco desde el centro de la masa. Si el amasado está bien hecho, la masa será capaz de resistir este proceso y veréis cómo conseguís estirarla de manera impresionante. En las fotos podéis ver cómo queda.

Una vez que esté bien estirada, doblamos como si fuese un tríptico, es decir, el lado izquierdo hacia la derecha un poco más de la mitad y luego el lado derecho sobre el anterior. Procedemos de la misma forma con el lado superior y luego el inferior. Devolvemos al bol y seguimos con los pliegues cada 45 minutos.

Formado

Dependiendo de la temperatura de la habitación, la primera fermentación puede durar (desde que terminamos de amasar) entre 3 y 5 horas. Cuando la masa haya prácticamente doblado su volumen, procederemos a darle forma a nuestro pan de cúrcuma.

Aquí lo que más os guste: una hogaza redonda, un batard, varias porciones para hacer barras o más pequeñas aún para hacer panecillos, etc. En mi caso, como casi todos mis panes, formé un batard.

Segunda fermentación

Colocamos el pan sobre el banneton (o un recipiente que mantenga la forma del pan si no tenéis banneton) ligeramente enharinado. Tapamos con film (o con un gorro de ducha) para que la masa no se reseque y metemos a la nevera hasta el día siguiente, mínimo 12h.

Con esto conseguimos una fermentación lenta que resultará en un pan con mayor sabor.

Horneado

Precalentamos el horno a máxima potencia (250ºC en mi caso) con la bandeja dentro y otro recipiente metálico en el fondo. Cuando esté listo, sacamos el pan de cúrcuma de la nevera, lo volcamos sobre papel de horno y lo greñamos (hacemos un corte a lo largo).

Metemos el pan en el horno y vertemos medio vaso de agua en el recipiente metálico del fondo, para crear un golpe de vapor. Horneamos a máxima temperatura durante 10 minutos.

Pasado ese tiempo, retiramos el recipiente del fondo para quitar el vapor, bajamos la temperatura a 210ºC y horneamos unos 25-30 minutos más.

Apagamos el horno y dejamos enfriar el pan dentro de este con la puerta entreabierta durante unos 40 minutos. Con esto conseguiremos que la corteza nos quede bien crujiente.

Luego, dejamos enfriar completamente sobre una rejilla fuera del horno.

Cuando cortéis este pan de cúrcuma vais a quedar enamorados del brillante color amarillo que tiene la miga y del olor que desprende, por no hablar del ligero sabor que le aporta la cúrcuma. Vais a querer repetirlo a diario.

¡Que lo disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de este pan de cúrcuma, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Aviso para principiantes

Hacer pan casero no es una ciencia exacta, hay muchos factores externos que no podemos controlar y que influyen en el resultado final, como pueden ser el tipo de harina utilizada, la temperatura de la habitación (o del frigorífico) donde dejéis la masa, la temperatura del horno, etc. Por eso mismo, aunque hagáis la receta siempre igual, nunca obtendréis el mismo resultado, habrá diferencias en vuestro pan.

En lo que a mí respecta, intento detallaros el proceso lo mejor posible tanto con fotos como por escrito. Aun así, seguir al pie de la letra la receta no implica que obtengáis un pan exactamente igual al de las fotos, por la acción de esos factores externos que os he comentado.

Saber trabajar con esos factores (echar más agua si la masa no tiene la textura necesaria, acortar/alargar el tiempo de levado, etc.) es algo que se aprende con la práctica así que no os desaniméis si a la primera no os queda un pan de libro, volvedlo a intentar y veréis como poco a poco, con la misma receta, conseguís mejores resultado :) ¡Ánimo panarras!

3 comentarios en “Pan de cúrcuma (con masa madre)

  1. Gracias por este pan tan apetitoso, y tan bien explicado. He alimentado mi mm, y he decidido tomar tus notas, también le añadiré cebolla caramelizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>