Pan de manteca

Vuelvo con recetas de pan por aquí. Hoy con un formato que es una mezcla entre una barra y un croissant: el pan de manteca.

Este pan es típico de Uruguay y, cuando lo vi en el perfil de Leo Corbo, supe inmediatamente que tenía que hacerlo. Visualmente es súper llamativo con esos cortes donde se puede apreciar perfectamente el hojaldrado, por eso me llamó tanto la atención.

Para mí, hacer croissants caseros me parece una elaboración bastante… digamos, tediosa. No son tan complicados como aparentan, pero sí que lleva tiempo y manejar una masa rellena de mantequilla puede acarrear sus dificultades. Así que este pan de manteca es el sustituto perfecto. Mucho más sencillo de hacer y disfrutas de un hojaldrado crujiente y sabroso. Además, la masa es muy cómoda de trabajar pese a llevar mantequilla.

¿Qué me decís? ¿Os animáis a preparar pan de manteca?

Ingredientes:

Masa

  • 500 g de harina
  • 250 ml de agua
  • 50 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla/manteca (a temp ambiente)
  • 10 g de sal
  • 12 g de levadura fresca

Empaste

  • 100 g de mantequilla/manteca
  • 40 g de harina

Preparación:

Juntamos todos los ingredientes de la masa y amasamos con reposos (amasado de 1 minuto y reposos de 10) hasta que esté todo bien integrado en una masa lisa y homogénea. Al finalizar el amasado, dejamos reposar otros 10 minutos más.

Dividimos la masa en 3 piezas (de algo menos de 300 gramos) y boleamos, es decir, damos forma de bola creando tensión. Tapamos las piezas y dejamos reposar 25 minutos.

Para el siguiente paso tendremos que tener preparado el empaste que usaremos para crear el efecto hojaldrado del pan de manteca. Para ello simplemente tendremos que mezclar la mantequilla con la harina. Para que se mezclen bien, la mantequilla tendrá que estar muy blanda (prácticamente en pomada).

Tras el último reposo, para cada pieza, estiramos con ayuda de un rodillo formado un rectángul0. Untamos toda la superficie con el empaste y enrollamos la masa por el lado corto. Dejamos reposar otros 30 minutos.

Ahora toca volver a estirar. Primero aplastaremos el rollo de masa, estiraremos un poco hacia “los lados” para hacerlo más ancho y, finalmente, lo estiramos a lo largo. Cuanto más fino lo estiréis, más enrollado quedará y, por tanto, más capas tendrá al final el pan de manteca.

Una vez estirado, obtendremos una larga tira de masa que enrollaremos de manera que obtengamos una especie de croissant. Hacemos 4 cortes en cada pan de manteca, bastante verticales, como si fuera una típica barra de pan. Cubrimos y dejamos fermentas hasta que hayan crecido casi triplicando su tamaño (2-3h dependiendo de la temperatura de la habitación).

Metemos al horno precalentado a 180ºC durante unos 20 minutos, hasta que estén bien dorados. Como siempre, los tiempos pueden variar dependiendo de cada horno.

Tal como los saquemos del horno, los pincelamos con un poco de mantequilla derretida para darle brillo. Dejamos enfriar el pan de manteca completamente antes de comerlo (si es que podéis resistir la tentación).

¡Que lo disfrutéis!

Si os animáis a probar la receta de este pan de manteca, no dudéis en compartir vuestra versión etiquetándome en las redes sociales (Facebook | Instagram | Twitter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>